Saltar al contenido

Jabón de afrecho

jabon de afrecho

El jabón de afrecho es un producto cosmético elaborado con las nutritivas cáscaras de cereales que han atravesado un proceso de molienda. Se recomienda especialmente para pieles sensibles y delicadas como aquellas que padecen de alergias y resequedad.

¿Qué es?

Es un producto fabricado con la cascara de los granos que han pasado por un proceso de molienda. La cascara contiene una gran cantidad de vitaminas, por lo que este jabón es nutritivo para la piel. Además, las pequeñas cáscaras actúan como un efectivo exfoliante para la piel.

Beneficios

Entre los beneficios de este jabón tenemos:

  • Deja la piel tersa debido a sus propiedades tensoactivas.
  • Equilibra el pH de la piel.
  • Es un antiséptico, purificante y antimicrobiano.
  • Es un exfoliante.
  • Es un poderoso emoliente, es decir, estimula la circulación de la sangre en la piel
  • Evita los puntos negros.
  • Reduce el diámetro de los poros.

¿Para qué sirve?

El jabón de afrecho es indicado para aliviar problemas de la piel y para incrementar los beneficios de los tratamientos dermatológicos, cuenta con muchas aplicaciones entre las que destacan:

Para pieles sensibles

Es indicada para las pieles más delicadas como la de bebés, niños y pieles de adultos sensibles y alérgicas. Además, este jabón ayuda a proteger la piel de la contaminación y el frío.

Para la cara

Limpia en profundidad tu cutis y estimula la regeneración de las células al eliminar las células muertas y tejidos que ensucian la piel. También alivia el enrojecimiento y reduce el tamaño de los poros, evitando así, la aparición de puntos negros.

También hidrata el rostro y ayuda a regular el pH de la piel.

Para las espinillas y el acné

El afrecho regula la secreción de grasa de la piel, la cual es una de las principales causas de brotes de acné. También limpia en profundidad los poros, eliminando las bacterias que, junto a la grasa, provoca el bloqueo de los poros y con ello, la aparición de espinillas, puntos negros y acné.

Si quieres solventar tu problema de acné de manera rápida, el jabón de afrecho es tu mejor opción.

Para bebé

La piel de los bebés puede padecer de enrojecimiento e irritación porque es muy delicada, los jabones de afrecho neutros son perfectos para ellos.

Exfoliante natural

Si el jabón de afrecho incluye una cucharada de estas cáscaras, entonces exfoliará con suavidad tu piel eliminando el exceso de piel muerta y suciedad que se acumula sobre los tejidos, dejándola suave y tersa.

Esto también reduce y previene el acné y los puntos negros.

Para hidratar

Si utilizas el jabón con frecuencia y tienes la piel seca, notarás que poco a poco empieza a notarse más hidratada y sana.

¿Cómo hacer el jabón de afrecho?

Puedes hacer jabón de afrecho en casa con solo seguir la siguiente receta:

Ingredientes:

  • 1 cdta de afrecho.
  • 10 ml de Manteca de cacao.
  • 210 ml de agua destilada.
  • 680 ml de aceite de oliva.
  • 85 ml de Sosa cáustica.

Preparación:

Prepara una infusión de afrecho con los 210 ml de agua. Cuando el agua rompa a hervir, retira del fuego y cuela. Quédate con el líquido.

En un lugar ventilado y en un recipiente resistente al calor, vierte la sosa sobre la infusión. Ten cuidado con los vapores. Mezcla bien y deja enfriar.

Derrite la manteca de cacao a baño de maría y mezcla con el aceite de oliva. Cuando la sosa y la mezcla de aceites tengan la misma temperatura, únelas y mezcla con ayuda de una batidora, si la tienes, sino puedes hacerlo a mano, cuidado de agitar en la misma dirección. Debe quedar una mezcla homogénea.

Vierte la mezcla en moldes de jabón, espera a que esté duro para desmoldar y guarda en un lugar seco para que saponifiquen durante un mes.

¿Cómo usar el jabón de afrecho?

Para usar el jabón de afrecho solo tienes que humedecer tu piel y aplicarlo con suaves masajes circulares.

Si padecer de psoriasis o acné, aplícalo son suma suavidad en el área que rodea las lesiones. Para enjuagarlo utiliza agua templada o fría.

Si tienes un problema de acné muy grave utilízalo luego de lavar muy bien tus manos y enjuagar bien la barra para eliminar las bacterias. También debes haber lavado previamente el rostro con algún jabón medicado. Aplica el jabón de afrecho y enjuaga con agua tibia.

Al terminar el uso, aplica una crema hidratante para mantener sana y humectada tu piel.

Contraindicaciones y precauciones

Aunque el jabón de afrecho es hipoalergénico, lo más recomendable antes de utilizarlo es probarlo en la parte interna de la muñeca. Aplica un poco de espuma en la zona, enjuaga y espera un día, si no notas una reacción desfavorable, su uso es seguro para ti.

Si vas a comprarlo, escoge el más natural, que no contenga perfumes y sustancias irritantes.

Si compras el jabón para un anciano o un niño, compra aquellos que tengan pH neutro sin conservantes, perfumes ni aditivos.

¿Dónde comprar?

Puedes comprarlo en cualquier supermercado, farmacia o tienda naturista. Se presenta en barra y líquido, algunos, contienen avena y glicerina para una mejor hidratación.