Saltar al contenido

El jabón de bergamota al detalle

jabon de bergamota

Cuando hablamos de jabón de bergamota nos referimos a un producto único elaborado con bergamota o naranja agria, de ella se obtiene un aceite aromático empleado en perfumes, cosméticos y en infusiones.

Pese a que requiere un uso delicado para evitar reacciones, el jabón de bergamota deja notables beneficios a la piel, especialmente cuando se trata de acné y de erupciones en la piel.

¿Qué es?

Es un jabón elaborado con aceite de bergamota, conocida por su nombre científico como C. aurantium subsp. Bergamia o Citrus bergamia. Es un tipo de naranja agria producida por un cruce entre limón y naranja. Es originaria de Asia del Sur, pero hoy en día crece en Italia, es una zona llamada Bérgamo.

De esta fruta se extrae un aceite de aroma delicado que se emplea en la cosmética y para dotar de un sabor especial al té Earl Grey. Este aceite se obtiene de las glándulas de la piel del fruto y tiene un aroma muy energizante.

La bergamota esconde muchos beneficios, especialmente para perder peso, regular los niveles de azúcar y controlar el colesterol, pero su sabor amargo hace que su consumo sea reducido pues es una mezcla entre un limón y una naranja y es poco agradable para muchos paladares.

Componentes químicos y beneficios del jabón de bergamota

El aceite esencial de bergamota es rico en:

Linalool y acetato de linalilo: son las sustancias responsables de su delicioso aroma.

Sesquiterpenos: son sustancias que eliminan las bacterias, son antiinflamatorias, calman la piel y cuentan con propiedades antisépticas.

Terpenos: son las sustancias responsables de dotarla de su conocido aroma.

Furocumarinas y bergapteno: son beneficiosas para tratar la perdida de color en la piel.

Alcanos: pueden lubricar y dejar suave la piel.

Beneficios del jabón de bergamota

El jabón de bergamota tiene diferentes beneficios para tu piel, tu cabello y hasta la barba de los hombres:

  • Alivia las irritaciones.
  • Deja la piel fresca y suave.
  • Elimina el acné y lo previene.
  • Es un limpiador poderoso.
  • Es un repelente de insectos natural y alivia las picaduras.
  • Estimula la cicatrización de heridas leves.
  • Hidrata la piel.
  • Regula la producción de grasa de la piel.

¿Para qué sirve?

El aceite de bergamota tiene beneficios increíbles para la piel y es que cuenta con propiedades antisépticas, suavizantes, vigorizantes y refrescantes para la piel. Su aroma incluso cuenta con propiedades que alivian la mente. A continuación, conocerás algunas de sus increíbles aplicaciones:

Para pieles grasas y mixtas

El jabón de bergamota es excelente para pieles mixtas y grasas, porque controla el exceso de sebo, equilibra la piel y aporta suavidad y tersura a las fibras. Solo debes tener presente que no puedes tomar el sol si utilizar este jabón, porque provoca fotosensibilidad y puede producir manchas en la piel o alergias si te expones al sol sin protección.

Para los hongos

La bergamota se utilizar con el tratamiento por luz UV para eliminar infecciones por hongos y micosis fungoide, un tipo de cáncer de piel. Con un uso constante de este jabón puedes mantener a raya a los hongos, los piojos y otros parásitos que atacan la piel.

Para la psoriasis

El aceite de bergamota y su jabón suelen ser recetados para aliviar la psoriasis, pues actúa como un antiséptico que evita infecciones y alivia la inflamación y el escozor que produce esta enfermedad.

Para el estrés

El aceite de bergamota suele ser empleado en aromaterapia para estimular la mente y energizar el cuerpo. Puede aliviar el estrés, calmar los estados alterados y aliviar la depresión. Disfrutar de esta fragancia fresca y afrutada en un baño antes de dormir te ayudará a recuperar las energías y a dormir profundamente.

Para el cabello

Es poco común el uso de jabón para lavar el cabello, pero aplicar este jabón en el cuero cabelludo tiene muchos beneficios. Lo limpia en profundidad y elimina la caspa, deja un delicioso aroma y una sensación fresca. Además, combate la calvicie, nutre los folículos pilosos y los estimula para que produzcan cabello.

Para el acné

La bergamota controla el exceso de grasa en la piel y combate las bacterias y microbios evitando que se acumulen en los poros, esto previene el desarrollo de brotes de acné y el alivio de las espinillas y puntos negros que se encuentren presentes.

Para la barba

El jabón de bergamota mantiene la piel limpia y libre de grasa, esto permite que crezca la barba sin ningún contratiempo y aporta al vello un delicioso aroma y un brillo increíble.

La bergamota también alivia el enrojecimiento, la irritación y las heridas que son provocadas al rasurar la barba.

Para la depresión

El aroma de la bergamota es considerado como uno de los mejores para aliviar estados mentales y fisiológicos alterados, esto incluye a la depresión. Su efecto refrescante ayuda a elevar los ánimos actuando como un antidepresivo natural.

El aroma de la bergamota también incrementa el apetito en las personas que lo han perdido debido a la depresión.

Para enfermedades

La bergamota se aplica en cremas para tratar eczemas, herpes, rosácea, acné y psoriasis, pero también es útil como jabón o rociando tu habitación, pues elimina los microbios, puede combatir ciertas infecciones y energizar el ambiente para combatir el estrés y sus consecuencias.

Para insectos

Al utilizar este jabón puedes estar seguro que los insectos no se acercarán a tu piel. Si lo elaboras en casa puedes agregar lavanda para un mayor poder repelente de insectos. Es la mejor opción para lavar tu piel si vas de campamento. Solo debes evitar exponerte al sol sin protección.

Si has sufrido picaduras de insectos, lavar la zona afectada con jabón de bergamota aliviará la comezón.

¿Cómo se prepara en casa?

Elaborar este jabón es muy sencillo y puedes prepararlo en tan solo media hora:

Ingredientes:

  • 12 gotas de aceite esencial de bergamota.
  • 150 g de base de jabón para fundir o jabón de glicerina.
  • 5 g de limón en polvo.
  • Moldes para jabón.

Preparación:

Corta el jabón base en trozos y derrítelo a baño de maría o en un microondas en una cazuela limpia. Cuida que no hierva.

Cuando esté fundido, retira del fuego y agrega el resto de los ingredientes. Remueve hasta que se integren y vierte en los moldes para jabón.

Deja los moldes en un lugar fresco y seco. Desmolda el jabón cuando ya lo sientas firme. Puedes almacenarlo en la nevera si quieres que endurezca antes. Déjalo reposar por unas 24 h antes de utilizarlo.

Contraindicaciones

La bergamota cuenta con un efecto secundario y ese es incrementar la sensibilidad de tu piel a la luz solar. Debes evitar su uso si consumes medicamentos que también producen este efecto, de lo contrario puedes padecer ampollas, quemaduras, erupciones y manchas en la piel.

Si utilizas este jabón siempre debes aplicarte protector solar y llevar ropa protectora antes de salir al sol.

Si vas a elaborar el jabón debes tener presente que no puedes agregar más aceite esencial del establecido en la receta, la bergamota puede irritar la piel si no respetas las medidas.

Si es tu primera vez utilizando el jabón de bergamota debes realizar una prueba de sensibilidad, para ello debes aplicar un poco de espuma en la parte interna de tu muñeca, deja actuar por dos minutos, enjuaga y espera un día, si no notas efectos secundarios entonces podrás utilizarlo con seguridad.

¿Cómo usar el jabón de bergamota?

Según la zona del cuerpo en el cual lo apliques y los beneficios que esperes, existen diferentes maneras de utilizar el jabón de bergamota:

Para el rostro: es recomendado su uso por la noche antes de dormir. Humedece tus manos y frota el jabón para lograr espuma, luego brinda suaves masajes en círculos durante un par de minutos. Enjuaga con agua fresca, cuida que no quede ni rastro del jabón. Repite este proceso hasta cuatro veces por semana.

Para la barba: también debes aplicarlo por la noche, humedece el jabón y aplica la espuma en la zona donde crece la barba. Masajea durante dos minutos y luego retira con abundante agua. repite el proceso todos los días.

Para la calvicie: aplica este jabón en el cabello y masajea el cuero cabelludo con cuidado. Luego debes enjuagar con abundante agua. repite este proceso una o dos veces por semana.

Para reemplazar el jabón de uso diario: puedes utilizarlo como jabón de baño, siempre que enjuagues todos los restos de jabón. Además, debes reducir tu exposición al sol.

¿Cuál es el precio del jabón de bergamota?

Si no deseas elaborarlo en casa siempre puedes comprarlo. Su precio no es exagerado, vale entre 3 y 5 dólares y puedes comprarlo en internet, en herboristerías y farmacias. Las mejores marcas son el jabón del indio Papago o el jabón de aguas calientes.