Saltar al contenido

Jabón de calabaza

jabon de calabaza

El jabón de calabaza es un producto muy recomendado para cuidar artículos de cuero e incluso, nuestra propia piel, tiene propiedades notables para nutrir el cuero y nuestra piel, limpiar zapatos y el cuero no poroso.

¿Qué es?

Es un jabón que contiene aceite y jugo de calabaza más otros productos que actúan como humectantes naturales y cuya función en limpiar y suavizar los artículos elaborados en piel o cuero.

También puedes utilizarlo en tu piel para disfrutar de algunos beneficios.

Beneficios

Entre los diferentes beneficios que aporta el jabón de calabaza a tus muebles, zapatos, ropa de cuero y a tu piel tenemos:

  • Es muy nutritiva, aporta vitaminas, ácidos grasos insaturados y minerales esenciales a tu piel.
  • Combate el envejecimiento, la resequedad y el acné.
  • Su contenido de betacarotenos elimina manchas y espinillas.
  • Deja un agradable aroma en la piel.
  • Acelera la cicatrización ante quemaduras.
  • Su aporte de grasas naturales y vitamina C es muy efectiva para limpiar y nutrir el cuero de carteras, muebles, zapatos y chaquetas, la humectación extra incrementa la vida útil del cuero.

¿Para qué sirve?

Entre las aplicaciones de este jabón podemos destacar:

Para cuero liso

Su uso en artículos de piel lisa y vaqueta como bolsos, carteras, zapatos, muebles, sillas de montar, asientos y chaquetas les otorga una humectación única y una limpieza profunda.

Para bolear

Si quieres otorgarles un toque excepcional a tus zapatos, primero lávalos con este jabón y luego boléalos como normalmente lo harías. Un lavado previo con jabón de calabaza elimina la pintura y crema empleados anteriormente en el calzado.

Para nutrir la piel

Contiene ácidos grasos, vitaminas y minerales que nutren tu piel, además, cuenta con betacarotenos, poderosos antioxidantes que protegen tu piel del efecto de los radicales libres y reducen las manchas y el acné.

También contiene vitamina C, un antioxidante que estimula la producción de colágeno, por lo que ayuda a reducir las líneas de expresión.

¿Cómo se usa?

Este jabón se vende en líquido o en pastillas, esta es la presentación más común y vendida. Para usarlo solo debes frotar sobre él un trozo de franela, brocha de bolero o esponja suave previamente humedecidos hasta sacar espuma.

Frota dicha espuma en círculos sobre la pieza de piel, deja secar y retira con un trozo de franela seca. Nunca lo retires con agua para retirar el sobrante de jabón, si lo haces deformarás o endurecerás la piel.

Luego de retirar el exceso de jabón aplica una crema hidratante especial para cuero.

¿Para cuáles productos se recomienda su uso?

Se recomienda el uso del jabón de calabaza para limpiar pieles lisas y vaqueta, un ejemplo son los bolsos, calzados, carteras, chamarras, sillas de montar y muebles.

No debes utilizarlo en productos de piel porosa como el ante, gamuza y nubuck.

Cómo hacer el jabón de calabaza en casa

Para elaborar tu propio jabón de calabaza en casa solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 10 g de aceite esencial de palmarosa.
  • 100 g de aceite de coco.
  • 100 g de aceite de colza.
  • 100 g de aceite de macadamia.
  • 100 g de aceite de palma.
  • 125 g de jugo de calabaza.
  • 20 g de aceite de calabaza.
  • 5 g de aceite esencial elemí.
  • 5 g de miel.
  • 5 g de sal marina fina.
  • 50 g de aceite de aguacate.
  • 50 g de manteca de karité.
  • 67 g de soda granular.

Preparación:

Lo primero que debes hacer es reunir todos los ingredientes y tenerlos a mano y asegurarte de contar con un lugar ventilado y fresco para la elaboración del jabón. Utiliza elementos de seguridad como gafas y guantes y todos los implementos y recipientes a utilizar deben ser grandes y resistentes al calor.

Vierte sobre el jugo de calabaza la soda caustica. Mezcla y deja que se enfríe.

En una cacerola derrite todos los aceites y mantecas a baños de maría, deja enfriar hasta que alcancen una temperatura de 30 a 25º C, si la sosa tiene esta temperatura, es hora de mezclar, sino, espera hasta que ambas tengan la misma temperatura.

Mezcla hasta lograr una pasta y ve añadiendo los demás ingredientes. Luego vierte en moldes para jabón pequeños.

Deja reposar por 24 a 48 horas, desmolda y cúbrelos con una toalla vieja y limpia. Déjalos saponificar por un mes. Da vuelta a los jabones cada cinco días para que endurezcan por igual en todos sus lados.

Contraindicaciones

Si vas a utilizarlo para tu piel, primero deberás realizar una prueba de sensibilidad en tu muñeca, aplica un poco de jabón, deja actuar por unos segundos y retira con agua. espera un día, si no notas reacciones desfavorables, puedes utilizarlo con seguridad.

Si sufres de piel grasa no lo utilices, contiene muchos aceites y puede empeorar el problema.

¿Dónde se puede encontrar?

Si no quieres elaborarlo en casa siempre lo puedes comprar en tiendas de autoservicio, lugares dedicados al mantenimiento y a la reparación de artículos de piel y calzado y en peleterías.