Saltar al contenido

Jabón de canela

jabon de canela

Uno de los jabones naturales más aromáticos y beneficiosos es el jabón de canela, cuenta con propiedades exfoliantes muy suaves que dejan la piel perfectamente limpia y sustancias que ayudan a hidratarla en profundidad, dejando a su paso la piel tersa y fresca. Si quieres conocer más sobre este jabón, te invitamos a continuar leyendo.

¿Qué es?

Es un jabón natural que contiene canela y sus extractos, es muy recomendable para eliminar toda grasa y suciedad de la piel, pues tiene la propiedad de limpiar en profundidad cada poro dejándolos libres de sebo y bacterias. Además, deja a su paso un aroma delicioso.

Se recomienda su uso como un jabón de baño, especialmente para aliviar la piel y los músculos cansados, porque estimula la circulación.

Propiedades y beneficios del jabón de canela

Los beneficios del jabón de canela son variados pues es una especia muy beneficiosa para la piel. Entre sus propiedades destacan:

  • Antibacteriano.
  • Antiinflamatorio.
  • Antibióticas.
  • Desintoxicantes.
  • Cicatrizantes.
  • Astringente.
  • Antisépticas.
  • Exfoliantes.
  • Hidratantes.

Estas propiedades dotan al jabón de canela de los siguientes beneficios:

  • Exfolia en profundidad tu piel y elimina por completo las células muertas.
  • Estimula la regeneración células y equilibra la producción de sebo.
  • Hidrata en profundidad la piel.
  • Deja la piel suave y tersa.
  • Permite que los poros respiren y se cierren libres de suciedad.
  • Controla la resequedad.
  • Activa la circulación.
  • Controla la descamación de la piel y elimina las grietas que puedan surgir.
  • Aporta elasticidad.
  • Combate el envejecimiento prematuro.
  • Controla el acné y el exceso de grasa en la piel.
  • Puedes utilizarlo en todo el cuerpo.
  • Evita la sudoración excesiva.
  • Controla y previene las infecciones por hongos.
  • Alivia la piel estresada.

¿Para qué sirve?

La canela es una especia natural muy efectiva para estimular la circulación, puede llegar a ser irritante, pero puedes aplicarla con ayuda de jabones y cremas sobre la piel para disfrutar de sus diferentes beneficios con seguridad:

Para el envejecimiento

El jabón de canela previene el envejecimiento prematuro gracias a su gran cantidad de antioxidantes, estos protegen la piel de los radicales libres y mantienen la piel joven y elástica.

Para la piel seca

Humecta la piel y mejora su textura y aspecto eliminando la piel muerta, reseca y agrietada. Dota a la piel nueva de elasticidad y una adecuada circulación para mantenerla sana y humectada.

Como medicamento

El jabón de canela es un calmante, antiinflamatorio, cicatrizante y desintoxicante ideal para tratar infecciones por hongos. Es tan poderoso como un jabón antibacteriano comercial sin contener los peligrosos compuestos que pueden enfermar o irritar nuestra piel y alterar nuestra salud.

Astringente

La canela es muy astringente, por lo que regula el exceso de grasa y la sudoración excesiva de la piel, por esta razón, controla el eczema y el acné con rapidez.

En la antigüedad las personas se bañaban con canela para desinflamar, desinfectar y tonificar la piel. Su uso aliviará cualquier lesión y fomentará su cicatrización.

Como afrodisiaco

Se cree que la canela puede estimular el deseo sexual en la persona que utiliza el jabón y en su pareja.

¿Cómo hacer jabón de canela?

El jabón de canela tiene diversas propiedades y beneficios y por supuesto, su olor es muy agradable. Si eres de quienes disfrutan de elaborar sus propios jabones, puedes elaborarlo en casa y para ello te ofrecemos dos recetas, una para un jabón elaborado con sosa y otro para jabón de glicerina para una mayor hidratación.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de canela en polvo.
  • 1 Jabón de glicerina.
  • 10 gotas de aceite esencial de canela.

Preparación:

Derrite a baño de maría el jabón de glicerina cuidando que no hierva, puedes acelerar este paso rayando el jabón para que se derrita con uniformidad.

Retira del fuego y mezcla con la canela en polvo y el aceite esencial.

Vierte en un molde y déjalo endurecer antes de desmoldar.

Si quieres un jabón que limpie en profundidad la piel, puedes elaborarlo a base de sosa:

Ingredientes:

  • 15 ml de aceite esencial de canela.
  • 151 g de aceite de oliva virgen.
  • 20 g de sosa caustica.
  • 48 g de agua destilada.
  • Canela en polvo.
  • Moldes de silicona resistentes al calor.

En un lugar fresco y ventilado y llevando guantes y gafas de seguridad, vierte la sosa sobre el agua en un recipiente grande y resistente al calor. Si los vapores son muy fuertes, puedes utilizar una máscara. Remueve bien y deja reposar.

Mientras la sosa reposa, calienta el aceite hasta que alcance la temperatura de la mezcla de sosa, agrega el aceite esencial y la canela en polvo.

Espolvorea canela en polvo en los moldes de silicona.

Mezcla los aceites y la canela con la sosa y remueve hasta lograr una consistencia de gel. Vierte en los moldes y deja reposar por dos días.

Desmolda el jabón, cúbrelo con una toalla limpia y déjalo curar en un lugar seco y fresco por mes y medio a dos meses. Pasado ese período de tiempo, podrás utilizarlo.

¿Cómo usar el jabón de canela?

Reemplaza el jabón que utilizas en el baño por el jabón de canela y aplícalo mientras te duchas con un masaje circular.

Si deseas utilizarlo para el rostro, es recomendable que lo utilices para lavar tu cutis antes de dormir. Un uso constante te ayudará a ver resultados a la mayor brevedad.

Contraindicaciones del jabón de canela

  • La canela puede ser irritante para pieles delicadas o que padecen de alergias, por esa razón es recomendable probar primero el jabón en la parte interna de la muñeca y luego, esperar un día para descartar posibles reacciones antes de utilizarlo en todo el cuerpo.
  • Si en algún momento presentas comezón, irritación o enrojecimiento, suspende inmediatamente el uso del jabón de canela.
  • Si estás embarazada consulta con tu médico sobre la seguridad del uso de este jabón durante tu embarazo.