Saltar al contenido

Jabón de chocolate

jabon de chocolate

El chocolate no solo es un producto alimenticio muy nutritivo y delicioso, sino que cuenta con diferentes beneficios para la piel, especialmente para combatir la degeneración celular y el envejecimiento, pues es muy rico en antioxidantes y ácidos grasos beneficiosos para la piel.

¿Qué es?

Es un jabón que contiene cacao en polvo y grasa de cacao como ingredientes principales. Estas sustancias son perfectas para tratar la piel reseca y para contrarrestar el envejecimiento y la acción de los radicales libres.

Beneficios

Entre los beneficios que tiene el chocolate podemos mencionar:

  • Combate el envejecimiento de la piel al reducir el efecto de los radicales libres.
  • Contiene flavinas, sustancias que reducen la flacidez de la piel.
  • Es un poderoso hidratante.
  • Facilita el drenaje de la piel, contribuyendo a evitar la acumulación de grasas y sustancias poco beneficiosas.
  • Favorece la regeneración de la piel.

¿Para qué sirve?

El chocolate cuenta con beneficios nutricionales y psicológicos, pues su consumo estimula la producción de endorfinas, sustancias que mejoran tu ánimo. Tiene propiedades estimulantes que activan el buen humor e incluso si lo consumes, puede ayudar a la piel, algo que no todos creen posible por su relación, injusta, con el acné.

Si te sientes más tranquila usándolo como jabón, a continuación, te presentamos algunas de sus aplicaciones:

Para nutrir la piel

Es una fuente de energía y antioxidantes increíble, si lo consumes aporta magnesio, ácidos grasos esenciales y vitaminas que estimulan la piel. A su vez, si lo empleas a nivel cutáneo, disfrutarás de una gran nutrición y de los beneficios que ofrecen los antioxidantes contra los radicales libres que afectan la piel.

El uso del jabón de chocolate deja una piel nutrida y elástica.

Para embellecer la piel

El chocolate es útil para nutrir y aportar elasticidad a la piel, además, humecta las zonas más secas y apagadas, dejando el rostro con un aspecto juvenil y nada flácido. El jabón de chocolate es un tratamiento reafirmante del cual puedes disfrutar en casa.

Este jabón también tiene la posibilidad de regenerar las zonas afectadas y exfoliar todos los residuos de la piel evitando así los brotes de acné.

Para hidratar

Los nutrientes y aceites del cacao humectan la piel y la ayudan a mantener su barrera natural para que la humedad y las grasas naturales se mantengan en su interior.

Para los signos de la edad

El chocolate es tu mejor amigo para eliminar las líneas de expresión, pues las suaviza y reduce el agrietamiento, la descamación y el aspecto seco de la piel envejecida. El chocolate estimula la producción de colágeno, por lo que rellena las líneas de expresión y te ayuda a disfrutar de una piel joven por mucho más tiempo.

Calma la piel irritada

El chocolate tiene sustancias que alivian la irritación de la piel y ayudan a protegerla de los radicales libres y de los rayos UV.

Para perfumar la piel

¿Quién no disfruta del dulce aroma del chocolate? Este aroma delicado es perfecto para las personas que adoran el dulce o no pueden utilizar perfumes procesados.

¿Cómo hacer jabón de chocolate casero?

El cacao para elaborar este jabón debe de ser de grado cosmético, es decir, del que ha sido probado para poder ser utilizado con seguridad sobre la piel. No debes utilizar el cacao de repostería porque probablemente provoque irritaciones o no aporte tantos beneficios como los esperados.

Este jabón puedes utilizarlo para lavar tus manos, tu rostro y tu cuerpo. Compartiremos contigo dos tipos de recetas, una con sosa caustica y otra con glicerina para las pieles más delicadas.

Receta con sosa

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 150 ml de agua fría.
  • 2 cucharadas de manteca de cacao.
  • 480 ml de aceite, puede ser oliva, coco, manteca de karité o todos.
  • 60 ml de sosa.
  • Molde o recipiente.

Preparación:

Vierte en un recipiente resistente al calor el agua, luego dirígete a un lugar ventilado y usa gafas, mascarilla y guantes de seguridad, poco a poco agrega la sosa y remueve.

Agrega los aceites a la mezcla, puede ser uno de ellos o todos juntos, siempre que sean 480 ml estará bien. Remueve bien.

En otro recipiente mezcla el polvo de cacao con la manteca de cacao. Ayúdate con una batidora. Añade a la mezcla anterior y remueve hasta que obtengas una mezcla homogénea. Si lo deseas, puedes agregar unas gotas de fragancia de chocolate.

Vierte en el recipiente y deja endurecer por dos días. Desmolda, corta el jabón y déjalo saponificar en un lugar oscuro y fresco.

Receta con jabón de glicerina

Ingredientes:

  • Cacao en polvo.
  • Colorante blanco.
  • Colorante líquido marrón.
  • Esencia aromática de chocolate.
  • Esencia aromática.
  • Jabón base de glicerina en suspensión.
  • Molde.

Preparación:

Corta en dados el jabón de glicerina y fúndelo en baño de maría o en un microondas, cuida que no hierva o tendrás problemas al elaborar el jabón.

Cuando esté derretido, mezcla con el cacao en polvo, agrega la esencia y los colorantes hasta que encuentres el aroma y el color que deseas.

Pulveriza alcohol 96º en la superficie del molde y vierte la mezcla.

Deja que el jabón endurezca para desmoldarlo y listo, podrás utilizarlo sin problemas.

¿Dónde comprar?

Puedes encontrar el jabón de chocolate es herbolarios y farmacias, es un producto natural muy demandado por los consumidores. También puedes adquirirlo en tiendas online.

Contraindicaciones y precauciones

Como cualquier producto nuevo para la piel, primero debes aplicarlo en la parte interna de tu muñeca, enjuagar y esperar un día, si no notas reacciones desfavorables entonces podrás utilizarlo libremente y sin problemas.