Saltar al contenido

Jabón de manzanilla

jabon de manzanilla

Entre los productos naturales más beneficiosos destaca especialmente la manzanilla, una hierba que puede aliviar la piel sensible o delicada, especialmente de niños, ancianos y personas alérgicas. Además, es un antiinflamatorio poderoso que aliviará cualquier inflamación, rojez y escozor provocado por alguna alergia o irritación.

¿Qué es?

Es un jabón natural que contiene como ingredientes principales infusión de manzanilla, aceite esencial de manzanilla y flores secas de manzanilla. Algunos fabricantes añaden miel, lavanda y otras hierbas para mayores beneficios.

Para mayores beneficios, suele emplearse la manzanilla romana, una variedad que aporta mayores propiedades terapéuticas.

¿Para qué sirve?

Todos conocemos la manzanilla o camomila, es una planta medicinal con notables beneficios para el estómago, el estado de ánimo y la cosmética. Como jabón nos ofrecerá diferentes beneficios y aplicaciones:

Para enfermedades de la piel

Es especialmente efectiva para tratar el acné, arañas vasculares, comezón, heridas infectadas, alergias, rosácea, eczema, piel atópica y úlceras.

Para el cabello

El jabón de manzanilla puede aplicarse como champú para nutrir el cabello y aclarar su color desde la raíz, dándole un delicado tono castaño.

Para la rosácea

Es un jabón muy efectivo para tratar la rosácea, una enfermedad que provoca que tu piel adopte un tono rojizo y sufra de resequedad y comezón.

Para el acné

Este jabón cuenta con propiedades exfoliantes que limpian profundamente los poros de tu piel, extrae la grasa y la suciedad del cutis para evitar la formación de granos y espinillas.

Para piel grasa

La manzanilla equilibra el pH del cutis y lo mantiene hidratado, esto evitará que los poros secreten sebo en exceso para compensar la resequedad.

Para bebés

Los mejores jabones para bebés son aquellos que no contienen esencias, colorantes ni otros químicos nocivos. El jabón de manzanilla está diseñado para la piel de los bebés.

Para las manchas

Remueve las células muertas de la piel y estimula el crecimiento de nuevas células sanas, de esta forma, elimina las manchas superficiales que pueda presentar tu piel, especialmente aquellas provocadas por la exposición al sol o por brotes de acné.

¿Dónde puedo comprar jabón de manzanilla?

Si no tienes tiempo para elaborar tu propio jabón de manzanilla solo debes buscarlo en tiendas naturistas de tu ciudad o en tiendas online, donde encontrarás una gran oferta de tiendas online naturistas que elaboran este jabón respetando altos estándares de calidad.

¿Cómo hacerlo casero?

Existen muchas recetas de jabón de manzanilla siendo especialmente recomendable aquella en la cual se emplea glicerina como base, sin embargo, los jabones con base de sosa son especialmente buenos para limpiar en profundidad la piel. La siguiente receta combina ambos jabones para aportar ambos beneficios a tu piel.

Para el jabón de glicerina necesitarás:

  • 0,5 ml de aceite esencial de manzanilla.
  • 10 g de miel derretida.
  • 100 g de glicerina transparente.

Preparación:

Derrite la base de glicerina en baño de maría, cuando esté liquida, retira del fuego, agrega la miel y el aceite esencial de manzanilla.

Si lo deseas, agrega algún colorante para jabón.

Vierte en el molde y deja enfriar. Cuando esté duro, córtalo en trozos pequeños y almacénalos.

Para preparar el jabón de sosa necesitarás:

  • 10 gr de cera de abejas.
  • 10 gr de miel.
  • 100 ml de agua.
  • 10 g de manzanilla seca.
  • 118 ml de agua destilada.
  • 1ml de aceite esencial de manzanilla.
  • 682 ml de aceite de oliva.
  • 85 g de sosa.

Preparación:

Prepara una infusión con el agua y los 10 g de manzanilla. Deja reposar unos 15 minutos y añade la miel y la sosa. Recuerda hacerlo en un lugar ventilado y en un recipiente grande y resistente al calor. Remueve hasta que los ingredientes se incorporen por completo.

Calienta el aceite de oliva y la cera de abejas hasta que alcance la temperatura de la sosa o hasta que se derrita la cera.

Une ambas mezclas cuando ambas tengan una temperatura de entre 46ºa 60ºC, mezcla en una misma dirección durante 15 minutos.

Vierte la mezcla en un molde sobre los trozos del jabón de glicerina que ya fabricaste. Deja endurecer por dos días, corta en trozos el jabón y permite que saponifique por un mes.

Si esta receta se te hace complicada, puedes intentar la siguiente:

Ingredientes:

  • 35 g extracto de manzanilla.
  • 650 gr Jabón base de glicerina en suspensión.
  • Flores de manzanilla secas.
  • Molde jabón en barra rectangular.

Preparación:

Derrite a baño de maría el jabón base de glicerina y vierte sobre él el extracto de manzanilla y las flores secas. Remueve bien hasta que todo se incorpore y vierte sobre el molde de jabón en barra.

Deja endurecer y corta en porciones adecuadas el jabón. Ya está listo para utilizar.

Contraindicaciones y precauciones

Si es la primera vez que lo utilizas descarta posibles reacciones aplicando un poco de jabón en la parte interna de tu muñeca, enjuaga y espera un día. Si no notas reacciones desfavorables puedes utilizar libremente el jabón.