Saltar al contenido

Jabón de plátano

jabon de banana

Entre los jabones naturales más beneficiosos y sencillos de preparar en casa tenemos el jabón de plátano, un cosmético ideal para pieles marcadas, sensibles, con manchas, arrugas e inflamaciones. El plátano aporta minerales, vitaminas y aceites necesarios para la piel, lo que la humecta en profundidad y la deja tan suave y tersa como la piel de un bebé.

¿Qué es?

Es un jabón que contiene plátano molido y otros ingredientes que aportan beneficios a la piel por su contenido en minerales y vitaminas. Es un jabón muy suave y cremoso que produce una espuma suave y abundante.

Beneficios

El jabón de plátano puede aportarte diferentes beneficios:

  • Disminuye las ojeras.
  • Tonifica la piel.
  • Nivela el tono de la piel.
  • Humecta los tejidos.
  • Combate el envejecimiento prematuro.
  • Estimula la cicatrización de lesiones.

¿Para qué sirve?

Las diferentes aplicaciones que puede tener este jabón dependerán de los ingredientes que contenga y que potencien las diferentes aplicaciones del plátano para la piel:

Antibacterial

El plátano es rico en sustancias que pueden detener el crecimiento y posterior desarrollo de las bacterias. Si encuentras un jabón enriquecido con miel, este también contará con mayores propiedades antisépticas.

El jabón de plátano y miel es uno de los mejores para aliviar quemaduras, abrasiones y reducir el aspecto de las cicatrices.

Nutritivo

El plátano es rico en vitaminas y nutrientes que suavizan la piel y la nutren en profundidad, también es rico en ácidos frutales que contribuyen a tonificar la piel.

Antioxidante

Su contenido de vitamina C y E regeneran la piel y estimulan la producción de colágeno, evitando así las líneas de expresión, las arrugas y el daño que provocan las toxinas del medio ambiente y los rayos UV.

Suavizante

El plátano es el ingrediente estrella en este jabón y aporta a la piel nutrientes como las vitaminas A, B1, B2, C y E y minerales fundamentales como fósforo, potasio, hierro, zinc, calcio, magnesio y selenio.

Todos estos ingredientes humectan profundamente la piel dejándola suave, tersa y sin enrojecimientos o resequedad.

Antiinflamatorio

Este jabón es conocido por sus propiedades antiinflamatorias, puede aliviar fácilmente contusiones, alergias, enrojecimiento en la piel, verrugas, psoriasis, acné, erupciones, picaduras y hematomas.

¿Cómo lo elaboro en casa?

Puedes elaborar jabón de plátano fácilmente en casa, solo debes tener cuidado con las medidas y al elaborar la mezcla con sosa. Ten presente que necesitas trabajar en una zona ventilada y siempre con recipientes que resistan el calor.

Ingredientes:

  • 602 gramos de aceite de orujo de oliva.
  • 103 gramos de aceite de coco.
  • 33 gramos de manteca de karité.
  • 96 gramos de sosa cáustica <96% pureza.

Elaboración:

Primero debes elaborar una mezcla con mucho cuidado. Debes trituras dos plátanos maduros pequeños o uno grande, congélalos y pésalos. Posteriormente agrega agua a la pasta hasta que pese 227 g.

Espera que esta mezcla se derrita y añade la sosa caustica. Remueve muy bien y deja enfriar. Mientras, calienta los aceites sin superar los 55 ºC. cuando la sosa y los aceites tengan temperaturas similares, mézclalos con una batidora a baja velocidad por 10 minutos hasta lograr la consistencia de la mayonesa.

Vierte la mezcla en un molde, deja endurecer por dos días y luego desmolda. Corta en porciones si es necesario y cubre los jabones con una toalla limpia. Deja saponificar por 40 días antes de utilizar el jabón.

Esta receta puede ser enriquecida con otras sustancias como miel, aceites esenciales, romero y fragancias, pero con cada nuevo ingrediente la cantidad de agua necesaria será mayor y con ello, la cantidad de sosa requerida. Para obtener las cantidades necesarias debes calcularlas con las calculadoras de saponificación que puedes encontrar en línea.