Saltar al contenido

El Jabón rosa venus y un poco de historia

jabon rosa venus

Muchos jabones a lo largo y ancho del mundo tienen historias curiosas y uno de ellos es el Jabón Rosa Venus, conocido tradicionalmente como jabón chiquito por todos los mexicanos. Es un jabón conocido por su uso en moteles y hoteles, sobre todo aquellos que se dedican a los encuentros pasionales, razón por la cual tiene muchas historias que contar.

¿Qué es?

Es un tipo de jabón de tocador, es fabricado por la empresa La Corona y como todos sus productos, es de una elevada calidad y su precio es económico.

Curiosidades y beneficios del jabón Rosa Venus o “Jabón chiquito”

  • A pesar de su fama, no se comercializa más durante el 13 o 14 de febrero, su fama es lo que lo convierte en tendencia esos días.
  • Aunque te parezca curioso, este jabón es comercializado desde el año 1950 y solo el 15% de la producción es destinada a hoteles, el resto es utilizado en hogares.
  • El quinto álbum del grupo Fobia lleva su nombre por título.
  • Es tendencia en el “Día de los amantes” celebrado el 13 de febrero, pues ese día las personas van a moteles con sus amantes, ya que el 14 está destinado a sus parejas.
  • Se comercializa en diferentes tamaños: 25, 50, 100, 150 y 200 gramos.
  • Se emplea en escuelas, instituciones, gimnasios y centros deportivos donde es necesario un jabón pequeño de usar y tirar.
  • Tal es su fama que es empleado por espiritistas para elaborar rituales.
  • El 85% de sus ventas son representadas por los hogares mexicanos.
  • Tiene tres presentaciones: blanco, rosa y antibacterial, pero las personas prefieren comprar el que cuenta con el conocido aroma floral.

¿Para qué sirve?

El jabón Rosa Venus no destaca por sus aplicaciones o beneficios para la piel, al menos, no los más buscados en un jabón. Este producto cuenta con aplicaciones que, aunque pueden sorprenderte, son bastante lógicas:

Para el uso diario

Cuenta con presentaciones para cada ocasión, desde un pequeño jabón para llevar en la cartera o mochila hasta presentaciones de gran tamaño para el uso en el hogar. Este jabón es muy suave y es adecuado para todo tipo de piel, por supuesto, no puede utilizarse en bebés ni en pieles delicadas.

Es un jabón de uso diario perfecto para tomar un baño o lavar tus manos, es uno de los jabones de tocador más utilizados, aunque su aroma suele levantar sospechas y hasta burlas.

Para intuir una infidelidad

El jabón Rosa Venus es muy utilizado en los hoteles y moteles de paso, esos dedicados a las parejas que desean un espacio privado donde dar rienda suelta a la pasión. Al ser un jabón de un solo uso, pero de calidad, es la mejor opción por los hoteles, pero su aroma ha pasado a ser motivo de chistes.

Oler a jabón Rosa Venus ha pasado ser el equivalente a salir de un motel luego de un amorío, por lo que muchas personas al detectar este aroma en su pareja, llegan a claras conclusiones.

A pesar de esto, debes tener presente que este jabón también se utiliza en escuelas, gimnasios, centros deportivos y hasta en los hogares, por lo que dejarte llevar por su aroma para llegar a determinadas conclusiones puede ser contraproducente.

Contraindicaciones y precauciones

Si es la primera vez que utilizarás este jabón primero debes probarlo en tu muñeca, aplica un poco de espuma y enjuaga, espera un día, si no notas reacciones puedes utilizarlo libremente. Es recomendable realizar esta prueba si es la primera vez que vas a utilizarlo, aunque el jabón Rosa Venus es realmente suave y rara vez provoca reacciones.

Historia

La Corona es una empresa icónica en México, fue fundada en el año 1920 y es conocida por elaborar productos mexicanos famosos, como el jabón Zote. En el año 1950 empezaron a fabricar un jabón de tocador para todas las familias mexicanas y así superar las marcas internacionales que comercializaban jabones costosos.

Don Estaban Gonzales Padilla, fundador de La Corona, elaboró un jabón de alta calidad y lo comercializó a un bajo precio. Este jabón era tan económico que se vendía sin envoltorios y solía conservarse en peceras de cristal en las tiendas, es así como nace el jabón Rosa Venus. El eslogan de este producto era: “Un jabón tan bueno como los demás, pero a un precio justo”.

Los jabones Rosa Venus llegaron a los hoteles porque se comercializaban en presentaciones de 20 y 30 gramos, los demás jabones se vendían en presentaciones de 100 g, demasiado costosas para utilizar como jabón de usar y tirar. El jabón Rosa Venus, más pequeño, era perfecto para los viajeros y usuarios temporales de un hotel.

Hoy en día este jabón se comercializa en tamaños que van desde los 25 g hasta los 200 g y en tres presentaciones: blanco, rosa y antibacterial. La fórmula del jabón rosa no ha cambiado desde 1950.